All for Joomla All for Webmasters
 

Bebés

Bebés

Aunque el llanto del bebé por los cólicos nos ponga nerviosos, lo primero que debemos hacer es buscar paz interior y procurar crear en casa un ambiente silencioso.

Un bebé con cólico suele estar sensible a cualquier tipo de estimulación. Si los que estamos a su alrededor estamos preocupados, ansiosos o "de nervios", ellos pueden percibirlo y llorar más.

Cada peque reacciona de forma distinta. A algunos les reconforta estar envueltos en una mantita, sintiéndose calentitos; otros prefieren estar libres y con ropa ligera.

Ayudar a un bebé en esta situación es cuestión de experimentar y observar. Es importante probar distintos cosas, observar su reacción, y en base a ello, elegir o descartar la medida aplicada.

Con suerte podrás identificar un detonante y así eliminarlo de inmediato

De no ser así puedes poner en practica algunas de estas opciones:

1.Contacto piel con piel. Arrullar al bebé en los brazos es una de las medidas más efectivas. Los canguros o fulares pueden ser de gran ayuda.

2. Movimiento. Mecer al bebé puede calmarlo cuando llora. Lo puedes hacer en brazos, en la cuna o en una sillita tipo columpio cuando ya controle la cabeza.

3. Música. El canto o la música que escuchabas durante tu embarazo pueden servir de calmante para los bebés en pleno llanto. Incluso el ruido blanco (secadora, aspiradora…) puede funcionar a la hora de entretener al bebé.

4. Chupón. El uso del chupón puede calmar el sufrimiento de tu bebé.

El chupón supone un gran ansiolítico para los bebés y su nerviosismo se calma cuando sufren los cólicos.

5. Posición vertical. Para ayudar al movimiento de gases y disminuir la acidez. Es conveniente que lleves a tu bebé en posición vertical. Le ayudará a expulsar los gases que lo están molestando.

6. Masajes. El masaje se realiza presionando con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, tus manos en su abdomen puede aliviar sus molestias. Puedes probar también el masaje en la espalda, así como colocar una toalla tibia en el abdomen del bebé.

7. Un baño tibio. Durante un caso de cólico puedes distraerlo y relajarlo de esta manera, algunos bebés adoran que los sostengan bajo la regadera, con un chorro suave cayendo sobre su espalda. A tu bebé le puede tranquilizar el golpear rítmico del agua, además del sonido.

8. Prueba a cambiar de ambiente. Si estás adentro, salgan a dar un paseo, ya sea en la carriola, la cangurera o el fular. Ver, oler y oír cosas nuevas, y el aire fresco y los movimientos rítmicos al caminar, pueden ayudarte a calmarlo y quizás hasta se duerma. Por otro lado, si has estado toda la mañana afuera con tu bebé, quizás un rato tranquilo en casa sea lo ideal.

9. Prueba Pro-bióticos. Los estudios han demostrado que los bebés que padecen cólico frecuentemente tienen una microflora intestinal diferente. Los pro-bióticos han ayudado a la reducción de síntomas. Habla con el pediatra sobre esta opción y pídele recomendaciones.

RECUERDA QUE EN ESTO DE LA MATERNIDAD, TODO ES A BASE DE PRUEBA Y ERROR, ASÍ; QUE INTENTA ESTAS ALTERNATIVAS Y APLICA LA QUE AYUDE A TU BEBÉ A CALMARSE.

Fuentes consultadas: guiainfantil.com / babycenter.com