All for Joomla All for Webmasters
 

Bebés

Bebés

Ver que de forma repentina tu hijo de estar llorando deja de respirar es horrible.

Hace tiempo que no me pasa, pero me sucedió con mis dos hijos y la primera vez que lo viví con Angelito casi me muero del susto, la impresión y la desesperación de no saber que hacer, fueron los segundos más largos de mi vida.

Sin embargo después de eso me puse a investigar por qué sucede y qué se pude hacer en estos casos.

El término médico con que se conoce esta situación es Espasmo del Sollozo y como les dije sucede cuando el niño llora con tanta fuerza que pierde la respiración y, en el peor de los casos, hasta se desmaya.

Sin embargo y a pesar de lo alarmantes que resultan estas crisis, no son señales de algún problema grave, no tienen nada que ver con la epilepsia y no dejan secuelas.

Nuestro organismo es muy inteligente y a los pocos segundos de detectar la falta de oxígeno, reanuda la respiración espontáneamente, por lo que no existe riesgo alguno de que los peques puedan asfixiarse o de sufrir secuelas neurológicas.

Durante un episodio así:

Mantén la calma. Aunque parezca una situación aterradora, es importante que vigiles sus signos vitales y estado general
Espera a que pase. Dale tiempo a que recupere el aliento y retome el llanto convencional.
No prestes más atención de la que debe. De lo contrario podrías alentar este conducta como medio para llamar tu atención y obtener la respuesta deseada
Asegúrate de que no tenga comida o algún objeto en la boca
Recuéstalo sobre un costado
Aparta los muebles cercanos para que no se golpee si convulsiona
• En caso de que no se recupere en pocos minutos, practica la reanimación cardiopulmonar (RCP)

Así que no te angusties y no salgas corriendo a urgencias, esto pasará antes de que llegues. Una vez que haya pasado y estés más tranquila, puedes llevarlo al pediatra o esperar tu próxima cita como hice yo, para comentarlo con él y así descartar cualquier problema físico que pudiera estar ligado al espasmo.

A veces, ante un cuadro similar, sí resulta necesario llevar a tu peque a urgencias, porque algo no va bien, como por ejemplo.

• Si tiene la crisis antes de cumplir los 6 meses o después de los 7 años.
• Si le ocurre durante el sueño o mientras está tranquilo, sin que se haya llorado primero por algo.
• Si tarda mucho en volver en sí y luego no se muestra normal: está torpe, irascible, triste, “ido”...
• Si además del desmayo muestra otros síntomas: temblores, rigidez..

Entiendo el susto por el que pasaste, yo lo viví pero ahora que tienes esta información sabrás como actuar y podrás estar más ligeramente más tranquila, porque verlo no deja de ser algo impactante.

Referencias: bbmundo, crecer feliz