All for Joomla All for Webmasters
 

Bebés

Bebés

Por qué sí a nosotras de verlas nos duele, a nuestros peques mucho más.

Las rozaduras  no siempre tiene la misma apariencia, sin embargo si al cambiarle el pañal a tu peque notas la piel de sus pompitas o alrededor de sus genitales se ve roja, lo más probable es que esté irritada y en ocasiones puede verse hinchada o con puntos rojos de sangre.

La primera vez que me enfrenté a este problema con Angelito casi me pongo a llorar con él, ¡imagínense!, ya no viví con mi mamá y no entendía porqué se había rozado, pues siempre lo cambiaba a tiempo y lo secaba lo mejor posible a la hora de cambiarlo.

Ahora bien, con Matikis también me pasó, sin embargo con el han sido un poco más intensas que con su hermano, lo cuál no les voy a  mentir, me asusto, pues en una ocasión al momento de cambiarlo se le vino un pedacito de piel (diminuto la verdad) pero para mí era algo enorme y nuevo.

Por lo que en la primera oportunidad que tuve consulte con la Dr. Mirna Toledo dermatóloga pediatra, pues tenía entendido que las causas son variables y que el tratamiento de las mismas depende de la gravedad de estas.

Esto fue lo que le pregunté:

¿Cuáles son las causas más comunes por las que se irrita tanto la piel del bebé?

“La piel de los bebés es anatómicamente idéntica a la piel de un adulto, sin embargo tiene varias características especiales. La piel de un bebé es de un 40% a un 60% más delgada que la del adulto, lo que hace que sea más permeable a algunas sustancias, por lo que debemos tener cuidado con las cremas y shampoos que usamos en ellos pues podrían tener concentraciones altas de perfume o sustancias tóxicas para la piel de los niños.

Al ser tan delgada la piel pueden perder más calor o humedad, sobre todo cuando son recién nacidos. El uso del pañal, ya sea de tela o desechable hace que esa zona de la piel tenga mayor posibilidad de irritarse al estar cubierta y generar mayor humedad.

No tanto en los los mas pequeños sino en los que están entre los 8 y 9 meses o en proceso de dentición que empiezan con evacuaciones más ácidas y líquidas, ahí es cuando hay un mayor riesgo de presentar rozaduras, por lo que hay que tener mucho cuidado con ellos.”

¿Cuál es la mejor manera de tratar las rozaduras?

“El tratamiento de las rozaduras va a depender mucho de si es una rozadura que va iniciando, si tiene más de tres días o tiene úlceras o ya es más grave.

Lo más importante es mantener seca la piel del bebé, hay que cambiar su pañal en cada evacuación y limpiar la zona perfectamente con un algodón húmedo o un paño sin perfume, es decir sin nada de químicos y utilizar alguna crema que contenga Óxido de Zinc, cuando es una rozadura leve aplicamos una con poca concentración y  si es más grave, podemos usar alguna que lo contenga en mayor concentración.

Es importante aplicarla después de cada cambio y no esperar hasta que ya la rozadura este muy avanzada.”

¿El talco y la maicena (fécula de maíz) se pueden utilizar?

“A pesar de que tienen la misma función secante del óxido de zinc, no es recomendable usarlos, de hecho la Academia de Pediatría los prohíbe porque los bebés pueden llegar a aspirar estos polvos causando algún problema pulmonar”

¿Se pueden prevenir la rozaduras?

“Se puede considerar normal que en algún momento de su vida los pequeñitos presenten alguna dermatitis del pañal, sin embargo es importante detectar a tiempo.

Si en el momento en el que empieza con un poquitos de enrojecimiento de la zona o granitos rojos o papulitas, hay que empezar a tener un poco más de cuidado, cambiarlos con más frecuencia, limpiarlo bien y usar estás pomadas, así como estar pendientes de que las está causando, por ejemplo si está empezando con la salida de los dientes, o si estamos introduciendo nuevos alimentos que puedan ser altos en proteína pueden laxar un poco y todo esto es algo que hay que tener en consideración.”

Después de despejar todas mis dudas, me fui a buscar una pomada para podérsela aplicar, había varias marcas y presentaciones, encontré Hipoglos en una presentación que tenía un 25% de óxido de zinc, era la más alta en comparación con las otras por lo que opté por llevármela y probarla. No les miento pero al siguiente día se veía su piel mucho mejor y en tres días de uso la rozadura ya no estaba.

Hoy puedo decirles que llevo más de un año usándola y estoy encantada con ella.

He probado hasta el momento 2 de sus presentaciones, la de 15% de óxido de zinc y la de 25% y son una maravilla, pues además tienen vitaminas y otros ingredientes como la alantoína que ayuda a la regeneración de la piel.

Tengo una en casa y otra que cargo siempre en mi bolsa para los cambios de pañal, y la he usado no sólo en irritación del cambio de pañal sino cuando ha tenido piquetes o que las etiquetas de la ropa o incluso los calcetines lo han llegado a irritar un poco y honestamente se las recomiendo.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y en el caso de los peques el más delicado por lo que cuidarle depende mucho de nosotros.