All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

Sí acabas de dar a luz a tu bebé seguramente esta es una de las preguntas que rondan por tu mente.

Es muy común tener esta duda, pues la menstruación no sólo indica que el cuerpo ha vuelto a la normalidad, sino también es de utilidad para saber cuáles son los días fértiles del mes y, de esta manera, evitar un embarazo no planificado, así como saber si va a tener la misma frecuencia y características que antes de quedar embarazada.

El regreso de la menstruación depende de si estás amamantando o no a tu pequeño. Si no le das pecho, lo normal es que aparezca alrededor de los 40 días después del parto. Aunque este tiempo es muy variable, así que no te asustes si llega antes o un poco después.

Si estás amamantando, la regla es impredecible. Puede o no llegar mientras das pecho. Cuando se trata de lactancia materna exclusiva y sin largos intervalos, lo más probable es que la regla no regrese pronto, en mi caso tardó 7 meses en regresar y aún estoy amamantando, pero mi periodo ya está normalizado.

La aparición de la regla después del parto indica que el aparato reproductor está regresando a la normalidad. Sin embargo, puede que los ovarios todavía no recuperen su ciclo normal totalmente. Deben pasar algunos meses para que el ciclo recupere sus características habituales. Por este motivo, es normal que las primeras menstruaciones después del parto sean irregulares, así como que el flujo sea diferente al habitual.

Es importante tener en cuenta que la reaparición de la menstruación depende de diversos factores incluyendo la producción hormonal, por lo que cada caso es diferente y no se puede establecer un período específico para la reaparición de la regla.

Es importante ser paciente, el sistema reproductor está volviendo a la normalidad y esto toma tiempo. Puede que las primeras menstruaciones después del parto no sean iguales a las de antes del embarazo en cuanto a cantidad de flujo, duración de la regla y regularidad de la misma, pero esto no quiere decir que hay un problema de salud. Es posible que no haya ovulación y casi siempre los sangrados son más abundantes que antes del embarazo, pero también puede suceder lo contrario, que el sangrado sea menor, esto depende del organismo de cada mujer.

Si no das pecho, la primera ovulación suele ser entre los 20 y 25 días después del parto. En caso de que amamantes con regularidad, es posible que no ovules, pero si en algún momento interrumpes o disminuyes la frecuencia, se puede producir la ovulación. Así que debes tener en cuenta que aunque no tengas la regla, puedes quedar embarazada, ya que amamantar no asegura que no estés ovulando.

A medida que transcurran los meses, la menstruación se irá asemejando cada vez más a las previas al embarazo.

Si quieres evitar un nuevo embarazo, lo mejor es consultar con tu médico para que te indique un método anticonceptivo de acuerdo a tus necesidades.

Fuentes consultadas: embarazada.com / huggies.com.mx