All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

A veces la maternidad no nos deja el tiempo para ellas.

-¿Tú tienes amigas mami?- Me preguntó un día mi Angelito.
-¡Claro! – Contesté yo.
-¿Y en dónde están?- (música de suspenso)
-¡Muy buena pregunta!

Y es que una vez que nos convertimos en madres nuestras prioridades y estilo de vida cambian radicalmente.

En ocasiones tú y tus amigas se encuentran pasando por las mismas etapas en la vida y es probable que más de alguna se convierta en mamá al mismo tiempo que tú por lo que es probable que muchas de las reuniones que tengan o en las que coincidan si viven en la misma ciudad, les permitan verse y platicar (quizá la charla derive siempre en sus peques).

¿Pero, que pasa sino es así? ¿Qué pasa si tus amigas no viven en la misma ciudad? ¿Si están en una etapa distinta a la tuya? ¿Se pierde ese relación?

Son preguntas que con frecuencia, al menos yo, me he hecho. La verdad es que si tus amigas te quieren, estarán ahí SIEMPRE sin importar nada más que la amistad que existe.

Lo que si es un hecho es que ya no será lo mismo, tus prioridades ahora como mamá son muy diferentes a las de ellas, tus tiempos e incluso los temas de conversación. Habrá quizás ocasiones en las que puedan molestarse porque no se ven seguido o porque cuando hay la oportunidad no les dedicas el tiempo o pones la atención que esperan.

Créeme no lo hacen con la intención de incomodarte o hacerte sentir mal, es sólo que ahora tu tienes una visión de la vida diferente, y eso no está mal. No te culpes ni te tortures por ello.

La amistad es como una planta y debe regarse constantemente para que crezca y se fortalezca. Así que hagamos lo posible porque esas hermanas de alma que escogimos y que nos ayudan a mantenernos cuerdas y a conservar a la mujer que somos se mantengan cerca de pesar de que ahora tengamos caminos distintos.

Podemos pedir a alguien de nuestra confianza que nos cuide a los peques y salir una hora a tomar un café con ellas. O hacer uso de Netflix para entretenerlos e invitarlas a nuestro hogar para conversar un poco más. Sino viven cerca, hagan uso de la tecnología, llámense por Skype o FaceTime cuando les sea posible, manténganse en contacto por mensajes y escríbanse sin que sea un día especial.

Ser mamá es una tarea difícil pero con muchas recompensas, lo importante es siempre buscar un equilibrio entre nuestra vida como madres y nuestra vida como mujeres.

Detrás de cada mujer, hay una amiga verdadera que la ánima y la impulsa a salir adelante.