All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

Cuando vas a ser mamá debes estar preparada para lo inesperado.

Y hoy como mamá de 2 niños, hay algunas verdades que quiero compartir contigo sobre esta nueva etapa, tómalo con humor, muchas podrán sonarte exageradas pero así las he sentido yo:

  1. Muchas veces un beso a tu peque te dejará con un par de migajas en la boca.
  2. Hay 412 variaciones de tu hijo gritando "¡Mamá! ", Van desde el que es sólo para saludarte hasta el de “Corre es una emergencia”.
  3. Ni las joyas más valiosas se comparan en valor con los garabatos o collares de popotes y fideos hechos por tus hijos.
  4. Bañarse en privado, es un lujo.
  5. Ir al baño también.
  6. Un pésimo día puede terminar con un beso y una sonrisa de ese pequeño ser humano.
  7. Estar con ellos en casa jugando y disfrutando de su compañía puede ser tan divertido como salir a un parque de diversiones con ellos.
  8. La leche no sólo hace sus huesos más fuertes, sino también los derrames que olvides limpiar en tu coche.
  9. Si tu peque empieza a estornudar, tu trabajo como mamá puede aumentar considerablemente.
  10. Si te enfermas o te lastimas, tu carga de trabajo sigue siendo la misma.
  11. En ocasiones tus cena constará de lo que tu hijo no comió.
  12. Casualmente pueden enfermarse el primer día de clases, después de unas vacaciones o fin de semana largo y justo antes de un salida tuya con tus amigas.
  13. Puedes hacer con tu presencia que tu hijo se sienta en el lugar más seguro del mundo.
  14. Un beso y un abrazo son el mejor remedio para todos los males.
  15. Puede ser que no tengamos la libertad de antes para hacer lo que deseamos, pero tenemos la libertad de andar por la casa en pijama hasta tarde un fin de semana para comer en cama y ver películas y caricaturas sin que nos critiquen.
  16. No hay nada mas peligroso para tus paredes que un montón de marcadores o crayones al alcance des esas pequeñas manos.
  17. El tiempo pasa más rápido de lo que quisieras.
  18. Los platos, la lavandería y demás quehaceres del hogar son importantes pero pueden esperar si tu hijo te pide que estés un momento más con él, aprovecha que después ya no será tan fácil.
  19. El lugar más seguro y tranquilo para tu peque siempre será entre tus brazos escuchando el latido de tu corazón.
  20. No hay amor más grande del que puedes llegar a sentir por un ser tan pequeño.
  21. Ni dolor más grande que verlos sufrir por una enfermedad o una pena.
  22. Sin importar la edad que tengan siempre serán tus chiquitines.
  23. Por mucho que duela hay que estar preparadas para escuchar salir de sus labios un “te odio” cuando están tan frustrados porque les has marcado un límite (no estoy hablando de golpes, eso es violencia), ellos no lo entienden aún pero te lo agradecerán.
  24. No sabrás cuanto le debes a tus papás hasta que hayas tenido a tus hijos.

Y la mejor de todas:

“La maternidad te cambia y te hace dar lo mejor de ti cada día, desde que te levantas hasta que te duermes, y tu peque te enseña más de lo que crees.”