All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

Aún recuerdo haber escuchado esto en más de una ocasión.

Desde que puedo recordar, he tenido la oportunidad de escuchar frases como “Una mamá nunca se enferma”, “Una mamá no se cansa”, “Una mamá no debe llorar delante de los niños”, “Una mamá siempre tiene su casa limpia y ordenada”.

Y la lista es infinita, pero desde que me convertí en una puedo decir que eso es sólo un mito, una idea vaga de lo que es una mamá.

Somos seres humanos no máquinas, somos personas perfectibles. Claro que al convertirnos en mamás tenemos mayores responsabilidades, puesto que decir obligaciones no es lo correcto. Sin embargo, seguimos teniendo derechos, deseos, sentimientos.

Una mamá si se cansa, pues además del mantenimiento de la casa, algunas trabajan fuera de ella y cubren las necesidades físicas y emocionales de sus peques. Necesitamos parar de vez en cuando, dedicar un tiempo a nosotras, sentarnos y relajarnos pues la maternidad no es cosa sencilla.

Una mamá si se enferma, la maternidad no nos hace inmunes, y muchas veces, aunque deseamos tirarnos en cama, no nos lo permitimos, pues sentimos que podemos sobrellevar los malestares y seguir de pie. La verdad es que atendernos debe ser lo principal, cuidar de nosotras para poder cuidar de los demás.

Una mamá puede llorar delante de sus hijos sino puede evitarlo, ellos deben saber que su mamá es una mujer real, que siente al igual que ellos; puede reír y ver como la cara de sus peques se ilumina y se contagia de ver esa luz en el rostro de mamá; puede enojarse cuando siente que las cosas no van como ella esperaba. Una mamá puede y debe sentir delante de sus hijos.

Una mamá tiene su casa lo mejor que puede, hay que mantener limpio y ordenado, pero con niños en casa puede llegar a ser complicado. ¡No te angusties! Los trastes no van a ir a ningún lado, primero lo primero, tu familia y tú. Organizarnos y establecer prioridades hará posible tener una casa presentable y niños felices. No te digo que tengas todo hecho un caos, pero que lo hagas a tu ritmo.

Una mamá nunca no es un ente sobrenatural que debe reprimirse de vivir y de sentir, una mamá es un humano lleno de sentimientos que la maternidad aflora y que nos hacen redescubrirnos día a día.