All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

Ser madre es un tema que en estos tiempos, muchas mujeres vamos postergando.

De una a otra hay un sinfín de razones para no tener un hijo pronto o esperar más tiempo. Tal vez es difícil encontrar el momento justo, es real eso que dicen; “mientras más lo piensas, menos te animas”. Claro, aun sin vivirlo, una mujer sabe que la vida cambia con la llegada de un hijo. 

Por otro lado hay mujeres que sin planearlo se aventuran a la maternidad, se convierten en madres jóvenes y asumen la responsabilidad al cien.  Y es que ser madre a los 20 o 30 es igual de válido y respetable, asumir esta decisión implica mucho a cualquier edad.

Hoy el blog Mi Vida de Madre y yo, nos unimos para hablar del tema desde nuestra experiencia, dejando de lado la ciencia y estudios. Después de una plática llegamos a la conclusión de que a cualquier edad nos enfrentamos a los mismos retos y satisfacciones. Existen infinidad de artículos y estudios que dicen cuál es la edad ideal para tener hijos, pensamos que no existe tal cosa, sino que es variable y que cada edad tiene sus ventajas y sus desventajas.

Ventajas

Ser mamá a los 20s

  • Físicamente es el mejor momento, y en la mayoría de los casos tu embarazo será tranquilo, saludable y sin complicación alguna, además vas contar con una piel y músculos más elásticos y flexibles el momento del nacimiento de tu bebé. Te recuperas más rápido y volver a tu peso no es complicado.
  • Tu nivel de energía es excelente, lo que hará que sea más sencillo adaptarte a los cambios y te será más fácil asimilar las desveladas que probablemente no sean algo nuevo. Además, podrás aguantar su ritmo de juegos, correr tras ellos sin cansarte tan rápido y los disfrutarás un poco más.
  • Tus papás, ahora serán abuelos jóvenes, y una vez leí que ellos juegan un papel fundamental en la etapa de crianza de los pequeños, y así tendrán pila para seguirles el paso y pasar horas de juegos con ellos.
  • Al ser mamá joven creo que es más fácil entender lo que les gusta, desarrollas con ellos una comunicación abierta y desenfadada, lo que les genera confianza para contarte de todo.

Ser mamá a los 30s

  • Es probable que a esta edad tú y tu pareja hayan concluido sus estudios, lo que les permitirá planear su nueva etapa, sin preocuparse mucho por dividir los tiempos. Ambos estarán en sintonía con el tema.
  • Después de haber vivido un sinfín de experiencias, a los 30s quizá te encuentres un poco más dispuesta a hacer las concesiones necesarias que implica la maternidad. Una fiesta ya no es tu prioridad y seguramente disfrutarás más una tarde de películas que una noche de tragos.
  • A esta edad es probable que tengas un trabajo estable y un sueldo que te permita cubrir los gastos que vienen. Tu estabilidad financiera es un poco más segura y eso te permitirá sentirte confiada al tomar la decisión.
  • Tu edad y tu madurez te permitirán asumir una paternidad consciente.

Desventajas

Ser mamá a los 20’s

  • Si estas estudiando o trabajando, repartirse entre estudios, hijo y trabajo puede ser una gran desventaja. Pues muchas veces tendrás que elegir y no es fácil cumplir es todas partes. Por lo que puedes saturarte u optar por hacer una pausa indefinida en el trabajo o los estudios.
  • Tus amigos se vuelven un poco distantes, pues ya no puedes hacer vida social como ellos y aunque son una parte importante para nosotras, tendrán que pasar a segundo término y respetar que ahora tienes prioridades diferentes por lo que tus salidas con ellos serán contadas.
  • Muchos te van a juzgar por decidir ser mamá tan pronto, y escucharás comentarios poco agradables y recibirás de vez en cuando miradas críticas. Pero que no te afecte, deja que el mundo gire y vive tu maternidad tranquila.

Ser mamá a los 30’s…

  • Cuando tus hijos decidan ser padres, quizá ya no tengas la misma energía para jugar o ayudar con la crianza.
  • El aspecto físico juega un papel importante, no es la misma energía cuando eras más joven. Las primeras desveladas con un recién nacido se convertirán en todo un reto y muy probablemente te tome varios meses dejar de sentirte cansado
  • La adolescencia te tomará cerca de los 40 y algo, tu paciencia no será la misma y es probable que estés un poco desactualizado de los temas de moda, tendrás que hacer una ardua investigación para entender los gustos y aficiones que en su momento le toquen a tus hijos.
  • Obvio el reloj biológico juega un papel importante, no lo vamos a negar. A mayor edad incrementan los riesgos en el embarazo, sí por supuesto que podrás tener embarazos sanos pero los riesgos existen.
  • Si decides ser mamá de más de dos, tendrás que planearlo muy bien para que no tengas dificultades de salud

Independientemente de la edad, cuando una madre asume su rol de forma respetuosa, responsable  y se compromete, las desventajas quedan atrás.  Finalmente todas perseguimos lo mismo; el bienestar total de nuestros hijos. Lo anterior nos une, sin importar nuestra generación pues la felicidad de nuestros hijos no depende solo de eso, sino del amor y la salud mental que le proporciones y eso es posible a los 20, 30 o 40.

Entre las dos mujeres que hoy están detrás de este teclado existe una diferencia de edad, pero tenemos mucho en común; ambas somos madres, compartimos metas y nos construimos una a otra. La edad no es impedimento para sentirte plenamente identificada con otra madre, cada una desde su trinchera vive sus propios retos, sin juicios y dejando de lado las diferencias.

Ser mamá es una decisión personal y que cambiará tu vida por completo, recuerda que no es la edad sino tus acciones las que te convierten en madre, al final de cuentas todas nos volvemos locas…de amor.