All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

Hola, ¿cómo estás? Hace mucho que no hablamos, pero no dejo de estar pendiente de ti.

Te sigo en redes y es ahí donde he podido ver todos tus logros y lo que ha sido de tu vida. Sé que nos vemos poco y quizá ahora te parezca que soy aburrida o que no soy la de antes y en cierta forma tienes razón, mi vida ha cambiado, pero yo sigo siendo tu amiga.

Tú sigues siendo importante eso no lo dudes, pero ahora primero está mi familia, si te invito a mi casa no es porque me dé flojera ir a la tuya o porque no quiera salir, sino que así me resulta más sencillo ponerte atención a ti y a lo que tienes que contarme y a la vez estar pendiente de mis hijos que me necesitan.

Sino salgo a cenar con frecuencia es porque “dejar a mis hijos en cargados” me sea difícil, sino que no siempre puedo contar con alguien que lo haga, y llevarlos conmigo depende mucho de sus horarios y del lugar. Hoy debo buscar algo que sea adecuado para ellos.

Si cuando me llamas no presto mucha atención, no es porque no me interese lo que estas contándome, sino que del otro lado hay unos seres pequeños que a veces no pueden hacer cosas por ellos mismos y vienen en busca de mi ayuda.

No espero que lo entiendas, porqué quizá no la harás hasta que tengas los tuyos si decides tenerlos.

Yo sigo pendiente de ti y de lo que haces porque me importas, y si te preguntas que espero yo de ti, te diría que me aceptes en tu vida como soy ahora, que respetes que ya no estoy sola y que tengo una familia y que mi ritmo de vida ahora es distinto, que me sigas viendo como tu amiga, porque lo sigo siendo.

La etapa en la que me encuentro ahora, puede ser solitaria pues no siempre hay amistades que entiendan por lo que estoy pasando, pero tú, eres parte importante de mi vida y me gustaría que siguieras en ella.

Te quiero, y no te olvido. Mi vida es diferente, yo ahora soy mamá pero también soy tu amiga.