All for Joomla All for Webmasters
 

Maternidad

Maternidad

¡Nuestro bebé por fin está en nuestros brazos!

Somos las mujeres más cansadas y felices del mundo. Y ¿Ahora que sucederá con nuestro cuerpo?¿Qué cambios siguen?

El post-parto o puerperio corresponde a las horas o los días que siguen al parto.

El post-parto inmediato

El post-parto inmediato corresponde a las dos horas aproximadamente que vienen después del parto, período durante el cual aún existen numerosos riesgos para el bebé y para la madre.

La observación en la sala de partos permite comprobar que no se producirá ninguna complicación.

Esta etapa permite:

-Verificar que el útero se contraiga bien con el fin de controlar un posible riesgo de hemorragia.
-Vigilar las pérdidas de sangre
-Verificar la tensión arterial, controlar la sutura y la temperatura, la frecuencia cardíaca y la funcionalidad del intestino
-Supervisar la expulsión de la placenta
-Examinar las mamas, los pezones ( que tienen que soportar la lactancia)
-Si durante el parto hubo una pérdida de sangre excesiva, se mide la concentración de hemoglobina
-Comprobar si no hay fiebre , dolores al orinar, vértigos o náuseas
-Alimentar al bebé

El post-parto tardío

Las hemorragias

-Los productos eliminados durante el puerperio se llaman loquios.
-En los primeros tres días, los loquios están constituidos por sangre y vernix (loquios sanguíneos o rojos).
-En el cuarto y en el quinto día la cavidad del útero es invadida por gérmenes, que determinan un aflujo de leucocitos. En este período los loquios están constituidos por glóbulos blancos y gérmenes (loquios suero-sanguíneos).
-A finales de la primera semana, la cavidad uterina aparece limpiada por el material necrótico, se inicia así la regeneración del endometrio y los loquios adquieren un aspecto opalescente (loquios serosos).
-La regeneración se extiende gradualmente. Los loquios disminuyen de intensidad, adquiriendo una textura más densa y un color blanquecino-amarillento (loquios blancos)
-Los loquios desaparecen a la tercera semana del puerperio
-Las hemorragias que se prolongan más de tres semanas o que desprenden mal olor necesitan una consulta médica de urgencia.
-Es importante comprobar la temperatura durante 4 ó 5 días después de la salida del Hospital para verificar la ausencia de una infección.

Los dolores uterinos

-Persisten entre 10 y 15 días
-Son cada vez menos intensos hasta desaparecer al cabo de una semana aproximadamente.
-Una consulta con él médico será obligatoria si estos dolores persisten más de 10 días aproximadamente.
-Durante la lactancia, los dolores uterinos son más importantes en el curso de los primeros días ya que ésta favorece la contracción del mismo.

La incontinencia urinaria

-La aparición de incontinencia urinaria después del parto es un fenómeno corriente.
-El periné, conjunto de músculos que sostienen la pelvis y la vejiga, estirado y «herido» por los esfuerzos efectuados durante el parto, los numerosos empujes, el paso del bebé, la episiotomía... todo esto puede provocar esta anomalía urinaria.

La reeducación del perineo se efectúa a las 4 ó 6 semanas después del parto...

El cansancio

La aparición de cansancio después de un parto no tiene porqué preocupar a la madre. Este período afecta a la totalidad de las mujeres que acaban de dar a luz.

El parto, la llegada del bebe, la falta de sueño y la lactancia para las madres que la practican, contribuyen a este cansancio.

Hay que descansar después de un parto.

Intentar acortar las visitas de la familia, de los amigos...

El estreñimiento

-Es frecuente estar estreñida durante varios días después del parto.
-Es necesario realizar algún tratamiento si la constipación persiste más días.
-Los puntos de sutura no se pueden soltar y no tienen porqué impedir sentarse en el inodoro.

Las hemorroides

-La aparición de hemorroides es frecuente.
-Los esfuerzos realizados durante el parto han requerido el uso de los músculos y las venas.

La primera menstruación después del parto

-La primera menstruación después del parto es la primera regla que tiene la mujer después de haber dado a luz.
-La primera regla aparece al mes siguiente del nacimiento del bebé si la madre no lo amamanta.
-Se produce más tarde, entre 3 y 6 meses después del nacimiento del bebé, si la madre da el pecho.
-Una pequeña regla se podría producir dos semanas después del parto.

Las relaciones sexuales

Las relaciones sexuales no son aconsejables hasta pasadas de 4 a 6 semanas después del parto.

La anticoncepción

-Es posible quedarse embarazada rápidamente después del embarazo.
-Más del 90% de las mujeres no ovulan antes del regreso de su menstruación.
-Pero alrededor del 10% de las mujeres pueden ovular muy rápidamente, durante las primeras semanas después del parto.
-Es difícil determinar con precisión la fecha de la primera ovulación después del parto. Una ovulación puede, en efecto, producirse justo después de éste.
-Es necesario utilizar preservativos ya que la contracepción no se puede empezar inmediatamente después del parto.
Para las mujeres que no dan el pecho:
-Es preferible evitar tomar la pastilla hasta el regreso de la menstruación y, en su lugar, utilizar otros métodos anticonceptivos como los espermicidas (gel, esponjas, óvulos...) o los preservativos.
-El stérilet : es aconsejable esperar el regreso de la menstruación y que el útero recobre su forma habitual. La colocación del DIU no está indicada si se desea tener un segundo niño rápidamente.

Para las mujeres que dan el pecho :

-La píldora estroprogestativa está contraindicada durante el período de lactancia.
-La micro píldora (píldora que contiene progesterona microdosificada) está autorizada a partir de los 10 días que siguen al parto. Sin embargo, a veces puede conllevar una disminución de la cantidad de leche materna y hemorragias. Se tiene que tomar a una hora fija.
Es indispensable pedir el consejo de la comadrona o del médico antes de volver a utilizar una anticoncepción.

La higiene y la limpieza de la zona vaginal

-Los baños y las duchas vaginales no se aconsejan durante algunas semanas, a causa de las hemorragias, cosa que confirmaría la persistencia de la apertura del cuello del útero y podría conllevar una infección.
-Elegir un jabón PH neutro y realizar una limpieza después de cada micción.
-Enjabonarse, aclarar bien la zona y secarla bien con papel o con un secador.

La presencia de hemorroides contraindica la utilización de un secador.

Fuente: salud.ccm.net