All for Joomla All for Webmasters
 

Embarazo

Embarazo

Señales de alarma en el Embarazo.

Estar embarazada es una experiencia inolvidable y de muchos cuidados, hay que estar atenta a los cambios y sobretodo a las señales que tu cuerpo manda para reaccionar a tiempo si algo no está bien.

Estas son algunas señales de alerta que debes tomar en cuenta. Si presentas alguna no dudes en acudir a urgencias.

1. Sangrado en cualquier momento, esto es un signo que no debe pasarse por alto. EL SANGRADO PUEDE SIGNIFICAR VARIAS COSAS. Si lo hay durante el primer trimestre con dolor abdominal puede tratarse de un embarazo ectópico, el cual es grave y debe ser atendido inmediatamente. El sangrado abundante puede ser señal de un aborto espontáneo durante el primer trimestre y la primera parte del segundo trimestre. ¿Qué pasa si sangras durante el tercer trimestre? Puede ser un desprendimiento de la placenta. LO IMPORTANTE ES RECORDAR QUE EL SANGRADO SIEMPRE ES ALGO SERIO. Si te sucede, no dudes en ir inmediatamente al médico o a la sala de emergencia para recibir atención lo más pronto posible.

2. LA ACTIVIDAD DEL BEBÉ DISMINUYE, aquí es cuando la mayoría de las mamás nos ponemos alerta si de repente su nivel de actividad es menor. Cuando el bebé no se mueve lo suficiente puede ser que no esté recibiendo el oxígeno y los nutrientes que necesita de la placenta.

3. Contracciones en la primera parte del tercer trimestre. LAS CONTRACCIONES SE DEBEN PRESENTAR CUANDO EL BEBÉ ESTÁ LISTO PARA NACER. Por eso, si sientes contracciones antes de tiempo no dudes en ir al médico. Pueden ser un signo de parto prematuro o parto falso (contracciones Braxton–Hicks) y sólo tu médico puede detenerlas. ¡No esperes! PUEDES PONER EN RIESGO LA SALUD DE TU BEBÉ.

4. Dolor de cabeza severo, dolor abdominal, problemas con la vista y retención de líquidos (hinchazón), estos síntomas pueden indicar pre-eclampsia, una condición grave que puede presentarse después de la semana 20 de embarazo que incluye presión elevada. Consulta con tu médico inmediatamente, ya que puede ser fatal. EL BUEN CUIDADO PRENATAL CONTRIBUYE A PREVENIRLA.

5. Cuando estás embarazada, EL SISTEMA INMUNOLÓGICO ES MÁS VULNERABLE que y podrías contraer la influenza el riesgo de complicaciones es mayor. Si tienes dolor de garganta, congestión nasal, diarrea, náuseas, vómito y fiebre, habla con tu médico tan pronto y te aparezcan los síntomas, especialmente si tienes fiebre elevada. Pregúntale a tu médico acerca de la vacuna para la influenza. SIEMPRE ES MEJOR PREVENIR.

No ignores estas señales de alerta. Actuar a tiempo puede hacer la diferencia para ti y tu bebé.

Fuente: vidaysalud.com