All for Joomla All for Webmasters
 

Embarazo

Embarazo

¡Adiós pies hinchados!

¿Pies hinchados? Disminuye y relájalos con estos tips.

Cuando estaba embarazada mis pies se me hinchaban mucho, sobre todo en el último trimestre, y era muy incómodo. ¿Te pasa?

Y es que nuestros pies son una parte del cuerpo que en ocasiones descuidamos, pero durante el embarazo se sensibilizan y es conveniente mimarlos mucho.

La retención de líquidos y la mala circulación provocan que se hinchen y si hace calor esto puede llegar a empeorar.

Pero no te preocupes, existen formas para mimar tus pies de una forma sencilla y darles el descanso y apoyo que en esta etapa de la vida necesitan. A mi me sirvieron mucho así que quiero compartirlos contigo.

Toma nota:

1. Eleva tus pies: Pon los pies en alto siempre que tengas oportunidad, buscando que queden mas arriba de la cadera. Si estas trabajando sería bueno tener un banco bajo tu escritorio.

2. Recuéstate en el sofá: Acostarte de lado te ayuda a reducir la presión de las venas. De preferencia hazlo de tu lado izquierdo.

3. Si estás sentada… : Trata de no cruzar las piernas o los tobillos y cambia de postura cada 20 minutos o levántate y camina un poco para ayudar a la circulación.

4. Zapatos cómodos: Usar zapatos que se adapten a los pies hinchados es lo ideal. Los de piso son perfectos. Procura no usar medias o calcetines apretados para no dificultar aún más tu circulación sanguínea.

5. Toma agua y come saludable: Beber mínimo 8 vasos de agua (2lts) al día, aunque no lo creas, te ayuda a que retengas menos líquidos al igual que llevar una dieta equilibrada baja en grasa y sal.

6. Estira tus piernas: Cuando estas sentada hacia delante estira tu piernas y flexiona tus pies hacía arriba parar extender los músculos de tu pantorrilla acompaña con movimientos los tobillos y los dedos de tus pies.

7. Haz ejercicio: Para mejorar la circulación hay que estar en movimiento por lo que caminar es muy recomendable al igual que nadar o por lo menos sumergirte en agua a la altura de tus hombro ayudara a disminuir temporalmente la hinchazón.

8. Remojar tus pies en agua fría/caliente: Llena una cubeta con agua caliente y un puño de sal de grano, sumerge tu pies y masajéalos por aproximadamente 10 minutos o si lo prefieres remójalos en agua fría por 8 minutos. Esto ayudará a reactivar la circulación y bajar la inflamación.

Recuerda buscar espacios para descansar y consentirte un ratito. Tú y tu bebé se lo merecen.