All for Joomla All for Webmasters
 

Lactancia

Lactancia

Alimentación en la Lactancia: ¿Hay que comer por dos?

Comer saludable durante esta etapa es muy importante para ti y para tu peque.

Durante la lactancia perdemos como mamás vitaminas y minerales muy importantes para ambos, por lo que la buena alimentación serán benéficas para nosotras y nuestros peques.

La mayor parte de la nutrición que recibe tu bebé al ser amamantado proviene de los nutrimentos almacenados en tu cuerpo, es decir, que tú le proporcionas la mejor nutrición al amamantarlo diariamente.

Por esta razón tu alimentación ¡es muy importante!. Consumir una variedad de alimentos saludables todos los días los ayudará mucho, además de tomar mucho agua.

Una dieta equilibrada te ayudará a mejorar tu nivel de energía y tu salud en general.

Cabe señalar que los carbohidratos complejos (pan, cereal, pastas, arroz) deben ser parte importante en tus comidas, ya que son fuente de vitaminas, minerales y fibra, así que trata de comer varias porciones en cada comida.

De igual forma asegúrate de comer diariamente varias porciones de proteínas como la carne, el pescado, pollo sin grasa, leguminosas o huevos. Otras buenas fuentes de donde puedes encontrarla son la leche, el yogurt, queso y la soya. Estos alimentos además de aportar proteína son buenas fuentes minerales (hierro y zinc) así como de algunas vitaminas.

Es muy importante un adecuado consumo de grasa es esta etapa. Las grasas saludables incluyen aceite de oliva y otros aceites vegetales.

No olvides comer una cantidad total de 5 porciones o más de frutas y verduras distintas cada día pues son excelentes fuentes de vitaminas, minerales y sustancias especiales como los fitoquímicos que te protegen de algunos tipos de cáncer y enfermedades crónicas.

El calcio es de vital importancia, sobre todo en esta etapa de lactancia, y para poder obtener las cantidades adecuadas debes tratar de consumir 3 porciones de productos lácteos diariamente como leche, queso o yogurth, no olvides tomar un poco de sol para obtener vitamina D.

Disfruta de una amplia variedad de alimentos que en conjunto te mantengan saludable y así al amamantar a tu bebé el estará conociendo y aprendiendo los sabores de los alimentos que tu consumes. Es probable que alguno lo produzca algún malestar por lo que también debes estar pendiente.

Si eres de las mamás como yo que son amante del café es recomendable tomar sólo 1 taza al día pues 2 o más pueden poner irritable a tu bebé.

Los doctores recomiendan que las mamás que tengan una historia familiar de alergias alimenticias, eviten el consumo de cacahuates y nueces durante el periodo en que están amamantando. También aconsejan que consideren eliminar de su dieta el huevo, la leche de vaca, el pescado y los mariscos.

Si en tu familia existe una historia de alergias alimenticias, platícalo con tu médico para que te ayude con información para identificar síntomas o señales de alergia que puedan presentarse en tu bebé pues aunque casi nunca sucede, es posible que los alérgenos presentes en los alimentos pasen al bebé a través de la leche materna.