All for Joomla All for Webmasters
 

Lactancia

Lactancia

Llegó el calor, ¿Necesita agua mi bebé además de la leche materna?

Ahora con el calor, es normal que tengan más sed, ¿Hay que darle agua aún si lo amamanto?

Seguramente ustedes tienen o tuvieron esta misma duda al igual que yo, y es que ahora que el clima a cambiado tanto, y el calor es más intenso, probablemente piensas, como yo y muchas personas que conozco que tu peque necesita tomar agua además de la leche materna.

Pero los bebés menores de 6 meses que toman pecho exclusivamente y a demanda no lo necesitan porque toda el agua requerida la reciben de la leche materna.

La leche materna está compuesta en un 88% de agua, así que cuando un bebé come, además está bebiendo agua, se está hidratando y nutriendo al mismo tiempo y por eso no hay que darle más de la que ya recibe.

Ahora que ya está haciendo calor (por lo menos en dónde yo vivo está tremendo)   es normal que los bebés más sed de lo habitual, por lo que es normal que notes que aumenta la frecuencia de sus tomas, es decir que te va a pedir que lo amamantas más seguido de lo normal.

Ahora bien si tú das fórmula o hace lactancia mixta, es lo mismo para los bebés menores de 6 meses ya que el agua que necesitan la perciben de la mezcla entre agua y leche en polvo que realizamos al preparar el biberón.

Eso sí, si te pide biberón con más frecuencia hay que dárselo, es señal de que tiene sed.

He escuchado mucho el conflicto entre ofrecerles agua antes de los 6 meses, qué si es necesario que si es malo, por lo que no me quedé con la duda y le pregunté al pediatra y me dijo que no es que les haga daño tomarla, sino que se corre el riego de malnutrición debido al tamaño tan pequeño su estómago, y que como les decía, al aumentar la frecuencia de las tomas podemos llegar a confundir y dar mas agua de lo ideal, y entonces en lugar de darles el alimento que requieren para estar sanos y fuertes, sólo les estamos dando agua, privándolos de los nutrientes esenciales para su desarrollo.

El agua debe ofrecerse a los bebés a partir de los 6 meses, que es cuando inician la alimentación complementaria. Esto porque en el momento en que comen otras alimentos pueden disminuir su consumo de agua.

Ahora bien, hay tener en cuenta que muchos de los alimentos que les ofrecemos tienen un alto porcentaje de agua, como por ejemplo las verduras y la fruta, que pueden hacer que difícilmente el bebé tengan sed. Así que si le ofrecemos agua y no la quiere, no pasa nada, no lo fuerces a tomarla.

Así que ya saben la recomendación es que al empezar con la alimentación complementaria, ofrecer un poco de agua si quiere. Si la bebe, perfecto, sino, pues la ofrecemos después.