All for Joomla All for Webmasters
 

Lactancia

Lactancia

MITOS SOBRE LA LACTANCIA

Si bien hay poca información sobre ella, mitos hay sobremanera.

“Si no te bajó la leche antes de que naciera, ya no te va a bajar” “Si vas a trabajar fuera de casa, ya no podrás amamantar” Estos y muchos más son los comentarios que en más de una ocasión hemos escuchado y que a falta de información o de especialistas que nos den su apoyo, lo creemos y peor aún, a veces hasta los difundimos.

Por eso les comparto esta lista de mitos, que INICIO Educación Perinatal Psicología Infantil se encargaron de desmentir, para que estés más tranquila e informada sobre un tema, que por increíble que parezca sigue siendo un tabú en muchas partes del mundo.

Mito 1 “Muchas mujeres no producen leche suficiente”:La producción de leche está ligada a la cantidad de succión y estímulo que recibe el pecho de la mamá.

Si al bebé no se pega al pecho o se pega con un horario específico, es muy probable que el pecho no esté recibiendo el estímulo necesario para entender la señal de producción de leche. Por eso la lactancia debe de ser a libre demanda.

Sin embargo pueden existir razones fisiológicas por las que una mamá no pueda producir la suficiente leche y en esos casos es recomendable acudir con un especialista en lactancia antes de abandonarla por completo.

Mito 2 "Que no te agarre de chupón":  El bebé al estar jugando o chupando el pezón también está produciendo un estímulo que te ayudará a producir leche, así que "ser su chupón” es muy bueno.

Mito 3 “Hay que llevar una dieta estricta si amamantas”: Cada bebé tiene tolerancia distinta a los alimentos. Trata de no limitar mucho tu dieta para que no te desesperes.

Los alimentos que sabemos que pueden ocasionar malestares (irritantes como chile, café, o que inflaman como col, coliflor, frijoles, etc.) consúmelos en pequeñas cantidades y uno al día para que observes la reacción de tu bebé, es probable que no le afecten.

Mito 4 “Es exactamente igual a las fórmulas”: La leche materna contiene más de el triple de ingredientes que la leche de fórmula, y aunque que han tratado de igualar los componentes no lo han logrado, ni lo lograrán, porque se ha comprobado que la leche materna es una sustancia viva, con células madre, con sustancias que están diseñadas y medidas específicamente para TU bebé. Es una leche personalizada.

La composición de la leche materna varía de mamá a mamá, incluso de un hermano a otro, por lo tanto la leche materna es la única que te da la certeza de que contiene específicamente lo que tu bebé necesita.

Mito 5 “La lactancia aleja al papá”: El papá se aleja porque a veces nosotras las mamás lo propiciamos. La lactancia se puede convertir en un momento de convivencia familiar. Para que papá creé vínculo con su bebé hay otras oportunidades durante el día, como bañarlo, cambiarlo, cambiarle el pañal, jugar, etc.

La familia debe de tener claro que indiscutiblemente la alimentación por lo menos los primeros 6 meses, es tarea exclusiva de la mamá. Si das fórmula, papá también pude alimentar al bebé.

Mito 6 “Si das pecho no vas a dormir”: Dar pecho hace que duermas mejor gracias a la prolactina (hormona encargada de producir la leche). Si tu bebé duerme en otro cuarto entonces sí puede ser que duermas menos y quizá acabes por abandonar la lactancia después de varias noches, pero si tu bebé duerme en tu cuarto y especialmente si practicas colecho te puedo asegurar que ambos dormirán mucho mejor.

Mito 7 “A partir de los 6 meses la leche materna ya no sirve”: La leche materna sigue siendo fuente de muchos importantes nutrientes después de los 6 meses. De hecho la recomendación oficial de la OMS (Organización mundial de la salud) es "Lactancia exclusiva por 6 meses y como mínimo hasta los 2 años". Es decir, la leche materna no tiene "fecha de caducidad" no hay ningún momento en el que deje de servir o no sirva para nada.

Mito 8 “Si regresas a trabajar no podrás seguir con la lactancia”: El regreso al trabajo no tiene que ser sinónimo de destete. Puedes extraerte la leche en el horario del trabajo y guardarla para que quien cuide a tu bebé le pueda dar esa leche en biberón mientras no estés.

Por ley (en México) mujeres que trabajan jornada completa tienen derecho a 1 hora diaria para la extracción o alimentación de su bebé. La recomendación sería que dividas esta hora en dos medias horas, una durante la mañana y una durante la tarde para que extraigas leche.

También es importante que lo último que hagas antes de dejar a tu bebé con quien te lo va a cuidar es darle de comer (de tu pecho) y lo primero que hagas cuando llegues es darle de comer.

Mito 9 “Si tomas leche, producirás leche”: Para mantener una buena nutrición es importante que consumas frutas, verduras y proteínas de origen vegetal.

Además en la lactancia la sed aumenta, por lo que es importante mantenerte bien hidratada.

Mito 10 “Si tus senos pequeños no producirás suficiente leche”: Las glándulas mamarias no se encuentran únicamente en los pechos, si no que empiezan desde muy adentro (más o menos a la altura de las axilas). Por lo que no hay relación entre el tamaño de los pechos y la cantidad de leche producida.

Desafortunadamente aún no existe la suficiente información sobre la lactancia y los mitos sobre la misma abundan, así que es bueno leer, informarse y consultar a un asesor en lactancia durante y después del embarazo para que tu periodo de mamá lactante sea una experiencia maravillosa.