All for Joomla All for Webmasters
 

Niños

Niños

Y es que la autoestima, no es otra cosa que el sentimiento o sensación positiva de uno mismo, se puede construir desde los peques son unos bebés.

Aunque hay expertos que piensan que podemos ir un paso más allá y que desde el mismo momento del embarazo ya consideran que se puede fomentar la autoestima del bebé. Pero hoy nosotros vamos a trabajar el enfoque más extendido: el de motivar a que tu peque se quiera ¡desde pequeñito!

Es importante que nuestros peques crezcan con autoestima porque sin ella, está demostrado que pueden acarrear ciertos problemas; como desarrollar una actitud ansiosa, demasiado reservada o de una dependencia excesiva hacia sus seres queridos, sobretodo sus papás.

Deben crecer en un ambiente de amor y de respeto, pero con el espacio suficiente para que se desarrollen en la autonomía y, poco a poco, sean seres independientes emocionalmente. La demostración de afecto es vital para conseguir que tu peque tenga una buena autoestima y afortunadamente, los papás de hoy en día tenemos esto muy, muy claro y lo ponemos en práctica a diario.

El ser humano es un ser diseñado para querer y ser querido, pero quererse a uno mismo no siempre es tan fácil. Hay muchos factores externos que pueden entorpecer este rol. Por ello, va a ser muy importante que nosotros, papás, seamos el mejor ejemplo para mostrar autoestima a los pequeñines del hogar.

Fomentar la autoestima mediante la responsabilidad puede ser muy divertido por ejemplo:

- Para empezar, aceptar a nuestros hijos tal y como son es transcendental. Son nuestros, fruto innegable del amor y eso los hace únicos y especiales. No se trata de repetirles diariamente también lo guapos y maravillosos que son, pues estaríamos fomentando valores contrarios a lo que pretendemos. Pero sí premiarlos de vez en cuando (no es necesario que sea con regalos monetarios, pero sí con elogios) cuando actúen bien o consigan ciertos aciertos en su desarrollo, y saber reprender a tiempo, una conducta desafortunada. Así podemos, mantener siempre el equilibrio:'' elogiar lo bueno y reprender lo malo.''

- Cuando nuestros hijos son bebés, es muy difícil regañarlos porque, para empezar no son conscientes de lo que está bien o mal. Por ello, debemos enseñarles mediante técnicas muy fáciles y descriptivas para ellos: enseñarles a obedecer, mediante simples tareas en casa puede ser muy beneficioso.

. Si tienen una mascota, esto se conseguirá fácilmente. Utiliza la hora del baño de la mascota, o quizá la hora de su comida, para enseñar al peque por qué hay que darle de comer y por qué el animalito necesita cuidados y mucho amor. Mediante palabras reforzadoras como ¡Bien hecho! ¡Buen trabajo! o ¡Gracias, por ayudar a mamá, hijo! Tu hijo está adquiriendo, sin que te des cuenta, varios conceptos: el del deber, el de la solidaridad y el de la gratitud: Te ayuda en la tarea, pero le das las gracias por ello.

. Pero no hace falta tener mascota para enseñarles estos valores. Después de haber jugado, enséñale a tu pequeño que ''ya es hora de recoger los juguetes''. Que después de la hora del juego, viene la hora de recoger, es un momento muy fácil de mostrar a tus hijos. Toma sus manitas y haz que te ayude a guardar, uno a uno los juguetes en el lugar correspondiente. Utiliza palabras, una vez más, que refuercen este acto y pon especial atención en la pronunciación para que aprenda a repetirlas: - El nene va a ayudar a mamá a recoger o -En la caja guardamos los animalitos, las casitas...

Los ratos de ocio de los pequeños son ideales para enseñar estas conductas.

- Otras formas de potenciar su autoestima es ser el mejor ejemplo, los dos, papá y mamá. No hace falta que finjan situaciones demasiado extravagantes o ficticias. Con naturalidad pero haciendo hincapié en que el pequeño los escuche y los mire, pueden tomar este tipo de actitudes. Utilizar palabras basadas en: La educación, la responsabilidad, el respeto mutuo, las demostraciones de afecto entre ambos, la complicidad o las caricias o las bromas. Todo ello, será el mejor ejemplo para los peques. Ya que, no hay conductas reforzadoras de autoestima que valgan sin un previo ambiente de amor y de respeto.

¿Qué más conductas reforzadoras de la autoestima se les ocurren?

Fuente Fatima A. para facilísimo.com
Más información: Lego Duplo