All for Joomla All for Webmasters
 

Familia

¿Qué puedes hacer para conectar con ellos?

Con frecuencia me veo atorada en esos “grandes momentos”de la maternidad, poniendo lo mejor de mí al preparar la comida del día, inventando historias y aventuras a la hora de dormir, planeando las próximas vacaciones y abrumándome con las fiestas de cumpleaños memorables.

Todo esto es importante, lo sé, y puedo decir que mis hijos, aunque lo mencionan con frecuencia, lo agradecen, pero a lo largo de estos años que llevo siendo su mamá he aprendido que son los pequeños momentos, los que mayor impacto tienen en su vida.

Me tomó tiempo darme cuenta de ello, pero lo fui deduciendo con base a mis propios recuerdos, pues fueron los pequeños grandes detallesdel diario que mis padres tuvieron conmigo los que más guardados se grabaron en mi memoria, son mis favoritos y los que más significado tienen para mí pues al venir a mi mente me hacen sonreír.

Siempre lo he sabido, claro está. Además de poner mi corazón y mi alma (y muchas veces hasta mi cordura) en las grandes acciones, también he tratado (aunque sé que aún me falta) de prestar más atención a las cosas pequeñas.

Por eso quiero compartir con ustedes los “los pequeños momentos”que trato de darles a mis hijos, si bien no a diario, sí con frecuencia. Aquellos que recordarán y yo atesoraré toda mi vida.

 

TIEMPO 1 A 1: Si me leen y siguen desde hace tiempo saben que soy mamá de dos niños, y aunque a veces no es fácil, busco siempre dedicar 10 o 15 minutos a cada uno de forma individual, para poder platicar de lo que ellos quieran. Estos minutos son sagrados para ellos y son una gorma de fortalecer el vínculo entre nosotros, sin prisas, sin interrupciones. Solamente uno de ellos y yo, hablando poco y de todo.

HORNEAR: Yo no soy la típica mamá que hace pasteles increíbles y postres dignos de estar en Pinterest, pero ver que al hacerlo nos divertimos, platicamos y cooperamos me hizo disfrutar de hacerlo. Ellos (especialmente el más peque) son felices mezclando, vertiendo e incluso esperando para probar lo que preparamos, hace que valga la pena intentar lucirme en la cocina.

HORA DEL BAÑO: Sé que uno siempre quiere acelerar la hora del baño, especialmente si se nos hizo tarde con la rutina de la hora de dormir y empiezan a jugar. Pero el baño no sólo nos quita la suciedad, sino que también nos ayuda a relajarnos, a meditar, a calmarnos. Para ellos no es distinto, por eso trato de dejar que disfruten un poco más de estar en el agua, jugando, cantando o simplemente gozando como cae el agua sobre su cuerpo. Lo hacia cuando mi hijo mayor era el más pequeño de la casa y ahora con el hermanito no es la excepción.

CAFECITO MAÑANERO: Amo disfrutaruna taza de café en la tranquilidad de mi casa después de dejarlos en la escuela, pero los días sin clases, ellos toman un vaso de leche tibia y yo mi cafecito, disfrutando así de 5 minutos más en cama y de su compañía.

CHISTE LOCAL: De los mejores recuerdos que tengo con mi hijo mayor y que ahora empiezo a compartir con el menor son tener una broma o chiste que sólo nosotros entendemos o un guiño o cara graciosa, eso es algo que nos conecta pues es algo único, íntimo entre nosotros que surge de una experiencia compartida.

UNIRSE AL JUEGO: Debo confesar que no soy mucho de ponerme a jugar horas en el piso (¡No me juzguen!). Sin embargo, de vez en cuando me gusta sorprenderlosuniéndome de forma inesperada a sus juegos, ya sea en el suelo luchando con robots y dinosaurios, o haciendo reta en un videojuego con mi hijo mayor.

LO MEJOR Y LO PEOR: Todos los días tienen algo bueno y algo no tan bueno y cada noche agradecemos juntos por ello, pues lo vivido nos ayuda a ser y dar lo mejor de nosotrosal día siguiente y tener con quién compartirlo es mucho mejor y más valioso.

Tu estilo de vida y tu forma de interactuar con tus hijoste ayudará a encontrar o crear momentos para conectar con ellos.

¿Tienes rituales con tus hijos? ¿Cuáles son?