All for Joomla All for Webmasters
 

Lactancia

Lactancia

15 Mitos sobre la Lactancia Materna

Porque parece que los mitos son más fuertes que la realidad.

La lactancia materna es algo tan natural en la maternidad como respirar, pero por alguna razón a pesar de eso se encuentra rodeada de mitos los cuáles parecen ser más fuertes que la información que hoy existe sobre el tema.

Por lo que aquí te desmiento algunos de los mitos más populares a cerca de la LM.

  1. Amamantar provoca que los senos se caigan: La realidad es que los senos se caen debido a la edad y a la genética. Durante el embarazo aumentan su tamaño para prepararse para la lactancia, así que una vez concluido este periodo los notes diferentes.
  2. El tamaño del busto es proporcional a la cantidad de leche que produces: Los senos indican la cantidad de grasa y no la capacidad que tienes de producir leche. La glándula mamaria es la encargada de desencadenar la producción de leche, la cuál es casi igual en todas las mujeres.
  3. La leche materna baja al a partir del tercer día después del nacimiento: ¡Este mito casi me lo creo! Estaba desesperada pensando que no produciría leche, pero la verdad es que durante esos días sale “calostro” que es leche concentrada que aporta lo necesario para el bebé.
  4. El calostro es un desecho que no sirve para el bebé: ¡Mentira! El calostro contiene muchos nutrientes y factores de defensa que fortalecen el sistema inmunológico del bebé. Podríamos considerarlo una vacuna natural.
  5. El color amarillento del calostro es porque es leche podrida: El color se debe a que es una leche rica en BETA CAROTENOS.
  6. Algunas mujeres no producen leche: La verdad es que son casos muy aislados. Las mujeres estamos dotadas para amamantar.
  7. Hay mujeres que no producen suficiente leche: la realidad es simple ENTRE MÁS SUCCIÓN, MÁS PRODUCCIÓN, como mamá eres capaz de producir la cantidad de leche que tu hijo necesita. Cuando decides combinar con fórmula y reduces los periodos de lactancia tu producción puede disminuir.
  8. Después de los 6 meses, la leche materna es pura agua y no aporta más nutrientes: La leche materna SIEMPRE SERÁ EXCELENTE para tu bebé. De los 12 a los 24 meses aporta hasta el 50% de las proteínas, además de grasa y azúcares que tu bebé requiere. Comenzar con la alimentación complementaria no significa que la leche ya no sirve.
  9. 9.La lactancia requiere de una alimentación especial: Si bien es cierto que algunos alimentos pueden influir en el sabor y color de la leche, un bebé amamantado se acostumbra a alimentarse con leche de distintos sabores. Lo que puede favorecer al consumo de comida variada cuando crezca. Sin embargo, es conveniente moderar el consumo de café, refrescos, té, mate y chocolates y no hacerlo inmediatamente antes de dar el pecho.
  10. 10.Dar pecho a demanda genera niños dependientes y problemas de pareja: Recibir a demanda es lo mejor para el bebé, quién debe tener una relación de dependencia con su madre, porque aún es inmaduro física y psicológicamente. El trabajo en equipo hacemos como papás al cuidar de él puede unirnos como pareja conforme aprendemos a ser padres juntos.
  11. Después de hacer un coraje o pasar un susto no se puede amamantar: El estrés o el miedo extremos pueden alentar el flujo de la leche temporalmente como respuesta a la ansiedad, pero eso no impide poder alimentar al bebé.
  12. Si estás embarazada, debes dejar la lactancia: Amamantar durante el embarazo es posible. Algunas de las hormonas que el cuerpo produce durante la gestación, pueden influir en el sabor de la leche más no en su calidad. Este cambio puede hacer que el destete se genere de forma progresiva.
  13. No puedes tener relaciones sexuales durante la lactancia porque la leche se amarga: ¡Falso completamente!
  14. Si estás enferma hay que suspender la lactancia: Si estás resfriada puedes seguir amamantando. Si requieres de algún medicamento, consulta con tu médico si esté es compatible con la lactancia.
  15. Una lactancia interrumpida no puede retomarse: Debido a esto mi primera lactancia duró sólo 5 meses. La verdad es que son una técnica adecuada y apoyo se puede retomar aún después de haber introducido fórmula.

El periodo de lactancia se puede volver complicado si hacemos caso a estos mitos, no te desesperes, busca apoyo en una asesora cuando lo necesites y confía en ti. La leche materna es y será siempre lo mejor que puedes darle a tu bebé, pero lo es más una mamá feliz e informada.