All for Joomla All for Webmasters
 

Niños

Niños

Los cambios o transiciones para los peques no son sencillas...

¿Tu peque tiene un muñeco que lo acompaña a todas partes? ¿O algún objeto como una cobija o un chupete? Es normal que los peques sientan un cariño especial por alguna cosa en particular. A estos objetos se les llama Objetos de Apego.

Estos objetos por lo general son suaves que les recuerdan de cierto modo a mamá, lo que les permite sentirse protegidos y a la vez cubre la necesidad natural de sentirse apegados.

Los objetos de apego se vuelven un acompañante fiel e importante en la vida los peques siendo lo primero que buscan cuando necesitan consuelo y en muchas ocasiones se vuelve imprescindible para dormir pues representa la conexión que hay entre los peques y los papás ayudando a controlar la ansiedad de la separación que es cuando comienzan a volverse más independientes o cuando experimentan algún cambio en sus vidas, como un cambio de casa pasar de la cama de papá y mamá a su propia cama o habitación o el inicio de la escuela, como es el caso de mi Matikis que esta semana comenzó maternal (Ya les contaré un poco y les daré unos tips para que sea más sencillo) y su muñequito QUERU al que tiernamente nombró “Churro” lo ha ayudado con esta transición.

Las características que estos objetos tienen son:

  •       Son elegidos de forma esporádica e inexplicable por los peques.
  •      Tienen un aroma especial que los mismos peques van dejando en ellos con forme lo van manipulando. Lavarlo será un reto pero no es imposible, habrá que hacerlo discretamente o decirle al peque que también deben tomar un baño y hacerlo con cuidado para no “lastimarlo”.
  •      Generalmente es un sólo objeto el que tiene el privilegio de convertirse en “el elegido” pero en ocasiones pueden ser más de uno lo cual hace las lavadas o las ausencias de uno más llevaderas.
  •      Son inseparables, se vuelven una extensión de los niños.
  • No todos los peques adoptan un objeto de esos, como por ejemplo mi Angelito, él no tuvo ninguno pues su proceso emocional fue diferente al que está viviendo su hermano.

Así que si de forma repentina tu peque muestra un cariño especial hacia un objeto en específico, no te preocupes es normal y parte de su desarrollo y que le ayudará a manejar los futuros cambios que vengan a su vida.

¿Tus peques tienen alguno?